domingo, 31 de marzo de 2013

De cuando un 30 de marzo a la manecilla grande le dio por andar hacia atrás

Imagen de Julie de Waroquier

Te regalo sesenta minutos de mi noche por  una hora más de sol al día.

Y el mundo dio un paso adelante mientras dormía para regalarme pedazos del azul del cielo que yo iré remendando hasta la noche de San Juan.

22 comentarios:

  1. Todos los relojes se me han actualizado solitos a la "nueva" hora. Cualquier día me joden 10 años en una noche y no me entero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿los de pulsera también? ¡¡ qué nivel!!! bss+

      Eliminar
  2. Y de repente una hora más cambia el sentido del universo....

    mi beso.

    ResponderEliminar
  3. No se de que sirve adelantar una hora el reloj cuando hemos atrasado 50 años los calendarios.Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gran verdad.... una más de las contradicciones de la vida.

      muas!!!

      Eliminar
  4. Yo este cambio lo llevo muy mal... me quitan nocturnidad, y el sol me agobia a veces en las tardes interminables de calor...
    En fin, cuestión de gustos supongo

    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo lo adoro... luz, luz, luz!!!!! :) Quitaría el otro cambio sin dudarlo. Estoy convencida que el tema del supuesto ahorro es una patraña. :p

      besito!

      Eliminar
  5. Donde está mi hora!!!
    Que al menos entre luz
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ventanilla de reclamaciones al fondo, fondo, fondo, fondo, a la derecha ;)

      luz!!! la luz es vida :)

      beeeso!

      Eliminar
  6. Yo sigo sosteniendo que, puestos a cambiar la hora, cambio las ocho de la mañana por las ocho de la tarde... ;-) Besos grandes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cuénteme más, que no lo pillo :p

      besoooos!

      Eliminar
  7. Una mentira más de unas medidas del tiempo mentirosas. NO me gusta ¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la que no me gusta es la mentira del invierno.. la del verano me la arregla :)

      Muaaaaaaaaaaa!!!

      Eliminar
  8. Please, kill me!! Tengo mucho sueño...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también, he entrado en un bucle insomnio-temporal :p

      Muakis!

      Eliminar
  9. El cambio de hora es como el cambio de tiempo: cíclico. Pero no nuestro cuerpo que no es capaz de reajustarse como las manecillas de un reloj. Nuestra edad siempre avanza y nunca retrocede...
    Y así hasta que sin darte cuenta llega la vejez, es decir el tiempo en el que ya no funciona más manecilla que la que te lleva a recuerdos escondidos entre los pliegues del tiempo que archiva nuestro cerebro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito... qué miedo... :p

      Es la vida!

      besote!

      Eliminar
  10. Me desconcertó un poquito el título...la manecilla grande no anduvo para alante??

    Hace tiempo que sueño con un cambio de horario de verdad, me explico, pues cambiar las horas para que las 8 de la mañana sea noche cerrada y amanezca como a las 12:00, asi a las 18:00 cuando mucha gente sale de trabalar aún quedarían unas 6 horas de vida para vivir (más o menos) así se disfrutaría un poquito de la vida al sol, terracear, pasear...que son la 12:00 y hay que dormir, pues bajamos la persiana!!!

    que llegue el sol, llega!

    Abrazos de primavera

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah pues sí... anduvo para adelante.. ¿ en qué estaría yo pensando? :p Menosmal que se entendió.

      Y sí, un cambio así sería estupendo. Jugar con el tiempo como con las olas.

      Abrazo y beso!

      Eliminar
  11. Si no me hubiera regalado esos sesenta minutos, me los habría cogido yo mismo. ¿O qué se cree? Je!

    En mi/nuestra tierra esos cambios no se tendrían que dar, lo sabes, ¿no? Pero bueno, como vivimos dependiendo de un televisor...

    En fin, que siento haberme salido un poquito del tema, y comprenderé que no me contestes de nuevo :-(

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bien! A veces hay que tomárselos sin esperar a que te los den.

      En mi, tu, nuestra tierra, vivimos una vida que no nos corresponde y que nos han obligado a balar. Menos mal que hay gente que se niega a que la sigan esquilando.


      Muakis!!!

      Eliminar