jueves, 15 de mayo de 2014

Eso no se toca.

Al otro lado estaba la vida. Tuvimos que dar la vuelta, en casa nos tenían prohibido jugar con ella.




Imagen de Dora Maar


7 comentarios:

  1. La vida siempre está al otro lado. Desde allí, piensan lo mismo.

    Saludos desde dentro

    ResponderEliminar
  2. Que buen relato para esa foto. Me ha encantado. Biquiños!

    ResponderEliminar
  3. La vida es una tentación demasiado grande, a prueba de muros. Genial la foto y el relato ;)

    ResponderEliminar
  4. Nunca nadie había explicado tan bien el funcionamiento de un motor eléctrico, siempre buscando el otro lado.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Por un lado puede que en casa tengan razón. La vida es un juguete muy bonito como para ir y perderlo en la calle.

    ResponderEliminar
  6. Es que los mayores creen que la vida no es un juego...

    ResponderEliminar