martes, 3 de septiembre de 2013

Este post no era el que tocaba pero yo no elegí escribirlo. Él me vio primero.

Cuando el infierno estalla en esa mierda de paz simulada,  no están a salvo  ni el amor, ni los lazos,  ni la vida.
En una batalla cruel y a muerte , tan ajena como propia, ninguna trinchera es válida, ningún cuartel es seguro; ni siquiera hay opción a estar en  el bando amigo, para ese dedo mordaz siempre serás enemigo.
Sólo queda un sálvese quien pueda pertrechado tras el camuflaje de un silencio e indiferencia obligados.
En esta guerra infinita de la amargura por bandera, la enfermedad como excusa y el sinvivir como lema, está todo perdido desde el principio.
Y tú desnuda en mitad del campo de tiro, con una pistola de hiel tras la nuca, y un tirachinas de cariño entre los dedos.
Eres carne de cañón, amiga.
Una lágrima y estarás en peligro.
Abre tu corazón intentando respirar ... y caerás muerta. 

Imagen de Samad Ghorbanzadeh

18 comentarios:

  1. Como siempre llevandonos de la mano a tu mundo inospito y extraño.Tambien me gusta ese lado oscuro del espejo que a veces nos enseñas.Petons!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el espejo cabe de todo, es inmensamente profundo. Ya sabéis, un agujero de la madriguera sin fin

      Bss!

      Eliminar
  2. Respira hondo, aguanta la lágrima y apunta bien con el tirachinas, un golpe certero al cíclope lo cegará para siempre.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. O entrechocar tres veces los talones de los chapines colorados tampoco estaría mal ;-)

    Bss

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que te haya visto primero. Escribe de puta madre el "post". Y además se acompaña de una imagen que le queda como anillo al dedo.

    En fin, que cada vez que me paso por aquí me llevo una buena sorpresa. Te podría decir palabras muy bonitas, pero hoy me quedaré en la descripción.

    Un besito :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues para no decir has dicho mucho.
      Gracias por describirlo así, es un buen y necesario ungúento

      Un besote :-*

      Eliminar
  5. Este post no era el que tocaba...joder...a mi me pasa de vez en cuando...no toca tal post...
    toca lo que toca...o lo que te toca...(soy inteligible...lo se...)

    buff...ninguna trinchera es válida...bueno eso es cierto..para según que cosas ni trincheras ni nada de nada...
    pero hay algo cierto en una cosa...los corazones normalmente no se rompen,ni mueren...solo se doblan...

    Me gustó....mucho
    Muchooooo

    Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí has estado genial... SOLO SE DOBLAN. Me lo apunto. ;)

      Muchas gracias, que alegría :)

      Besitoooo!!!! Qué gusto verte.

      Eliminar
  6. Ufff!! Tras leer algunos textos, me cuesta como coger el aire profundamente, inspirar y expirar... Me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí? Todavía? ... ¡¡ gracias!!!!

      Muaaaaaaaaaaaaaas.

      Eliminar
  7. Esta es una pieza que genera un desasosiego profundo en el lector, Dalicia. Tan triste como buena.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el desasosiego es un pájaro de mucho cuidado.
      Gracias.

      Beso!

      Eliminar
  8. El anterior post era un "tócame, tócame", ahora es uno que no tocaba, sea como sea, la posibilidad es una maravillosa magreadora de la realidad, pero el deseo siempre va por delante del tocar, toque o no toque.
    ¡Intensa Dalicia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah.... como me vas ya conociendo, chato!!

      Besote!

      Eliminar
  9. Bandera blanca... o deserción.

    Esta no es tu guerra...

    ResponderEliminar