lunes, 20 de mayo de 2013

No busques fuera lo que está dentro...

Imagen de Julie de Waroquier

Me contaron que allí estaba la magia.

En aquel lugar entre la almohada y los sueños.

La busqué vestida en mi mejor pijama.

Y acompañé al embozo con mi  mayor sonrisa.

Decidida descansé mi  cabeza y mis sesos.

Cayeron mis cabellos en cascada y mis pestañas en persiana.

Esperé, esperé, esperé y seguí esperando.

Me venció el sueño y me ganaron los sueños.

Seguí soñando hasta la mañana siguiente.

Desperté confusa y desesperada. 

¿ A quién se le ocurre dormirse esperando a la magia?

26 comentarios:

  1. La magia es la herramienta que utilizan los sueños para sorprendernos... Muaks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí está el quid.. en la sorpresa!

      Qué lindas las sorpresas que son lindas.

      muas!

      Eliminar
  2. La magia no tiene horario.No la busques,ella te encontrará...Besos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la magia tiene sus propios caminos.

      besote

      Eliminar
  3. Todavía no te has dado cuenta?.
    ¡¡¡¡¡¡ SOMOS MAGIA !!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí, pero la del post no soy yo.

      beeeeeeeso.

      Eliminar
  4. ¿Y no fueron sueños mágicos?
    No te encanta ese momento a punto de dormir, cuando empiezan los sueños y aún puedes "soñarlos" hacia donde tú quieres? Prueba :)

    Besos abisales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo fueron, pero ella esperaba a la magia en sí, como quien espera a un hada madrina.

      Ya probé ;) (la de la historia no soy yo)

      Besitos daliciosos.

      Eliminar
  5. La magia en sueños es sólo un sueño. Existe la magia real en momentos puntuales, pero tenemos que poner de nuestra parte.

    Aprovecho el comentario de Abismo para intentar practicarlo a ver si funciona y alguien logra encantarme... claro que... será sólo un sueño.

    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La magia está en mil sitios, si uno quiere que esté..

      besitos.

      Eliminar
  6. ¿A quién se le ocurre dormirse esperando a la magia? ¡Pues a una soñadora!
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Te echamos de menos en el taller de La Chata. ¡Vuelve! Hortensia

    ResponderEliminar
  8. No llegó no?? quizá otra noche...

    ResponderEliminar
  9. Vaya, ahora se llama Magia y ha cambiado las enaguas por la varita. En definitiva, que cuando te pillen, que te pillen con palabras a borbotones.

    ResponderEliminar
  10. Sé que esta foto es más verde, pero me gusta más la del post anterior, tiene menos magia pero más inspiración. ¡Joder, lo tenía que decir !

    ResponderEliminar
  11. Me hizo gracia tu comentario en el blog jajajaajaaja
    Tienes razón... el de delante no miraba ná de ná!
    Un despertar con café hubiese ido bien ;D

    ResponderEliminar
  12. Tener algo que hacer... y alguien a quien amar... y algo que esperar... como la magia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y saber que hacer con todo ello....

      muas!

      Eliminar
  13. ...por eso duermo con una libretita y un rotulador en la cabecera de la cama, y si viene la mágia plasmo algo parecido a lo que acababa de pasar. No tan genial, pero que me conecta.

    Abrazos mágicos

    ResponderEliminar